M&G Asesores
Asesoría sobre viabilidad legal de sociedades mercantiles y civiles: constitución de las
mismas y controles administrativos.
Altas ante Hacienda.
Inscripción ante el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras.
Convocatoria de Asambleas de Accionistas y celebración de éstas.
Actas del Consejo de Administración.
Poderes.
Fusiones, escisiones o transformaciones de Sociedades.
Disolución y liquidación de sociedades.
Recomendaciones sobre seguridad de cartera y de pasivos.
Concursos mercantiles.
Contratos mercantiles y contratos inmobiliarios (compra-venta, arrendamiento, comodato,
usufructo).
Fideicomisos.
Franquicias.
Asesoría en resolución de conflictos mediante arbitraje.
Asesoría en materia fiscal.
Defensa de los intereses y derechos de la empresa ante el Tribunal Fiscal, incluido el
amparo.
Licencias de funcionamiento, y declaración de apertura de establecimientos mercantiles.
Visto Bueno de Seguridad y Operación.
Licencias de anuncios.
Programa interno de protección civil.
Tramitación migratoria.
Característica migratoria apropiada.
Naturalización de extranjeros.
Contratos colectivos e individuales de trabajo.
Establecimiento de políticas laborales.
Reglamento interno de trabajo.
Registro y protección de derechos de marcas, nombres comerciales, avisos comerciales,
denominaciones de origen.
El motor del desarrollo económico de las naciones está en las empresas. Prácticamente todas las materias del derecho tienen que ver con ellas, para prescribirles o prohibirles conductas, y, en otros casos, para favorecer su desarrollo. Nuestros servicios corporativos comprendan desde la constitución, desempeño y evolución de las corporaciones dentro del marco legal, con todos sus logros y vicisitudes, hasta la disolución y liquidación de las mismas.

El compromiso de M&G Asesores Corporativos es estudiar y encontrar la mejor solución, basada en ley, para prevenir conflictos, resolver problemas planteados por el mercado o por las estructuras internas, dar seguridad jurídica en todos y cada uno de los actos y operaciones sociales, y, finalmente, oponer la defensa más adecuada, eficaz y procedente a las acciones que contrapartes o terceros puedan ejercitar en contra de la corporación.